Origen del Concepto

La existencia de centros e instituciones complemento a las jornadas escolares es de larga data en otros países. Existen experiencias muy valiosas en EEUU y Europa, donde “cuidadoras” se hacen cargo de los niños del barrio mientras las otras madres trabajan. Asegurando el vínculo afectivo y la participación activa de la familia. La evidencia dice que los niños se ven beneficiados no sólo en sus habilidades sociales, autonomía, organización del tiempo libre, sino que también en el desempeño escolar y la calidad de las relaciones familiares. Por otra parte, estudios señalan que los niños que no asisten a after schools y/o tienen desorganización o mal uso del tempo libre aumetan sus factores de riesgo. Las cifras manifiestan que existiría un 49% mayor de probabilidades de usar drogas y mayor propención a ser victimas de violencia después del horario de clases. Referencia:  http://school.familyeducation.com/school-safety-month/safety/58295.html#ixzz3X7o70bnk